Páginas

viernes, 1 de abril de 2011

CLASES DE TAI CHI EN OAXACA

LA PRÁCTICA DEL TAI CHI CHUAN COMO DISCIPLINA BIOENERGÉTICA.
El Tai chi tiene su origen como arte marcial chino hace miles de años y en sus inicios se usa para la defensa y el ataque. En la actualidad esta práctica tiene aceptación como disciplina filosófica y  puede ser puesta en práctica por personas de todas las edades, aún cuando existe la creencia errónea de que solo es para personas de la tercera edad.
Es importante recordar que al nacimiento traemos un cuerpo  holístico  y una gran parte del tiempo lo dedicamos al movimiento;  pero  con el  paso de los años nos volvemos sedentarios  y vamos olvidando usar algunas partes de nuestro cuerpo. Se nos olvida que nuestro cuerpo es un todo  formado por partes que interactúan unas con otras.
Desde el punto de vista de las terapias alternativas, a la práctica cotidiana del Tai Chi se le atribuyen beneficios saludables  porque fomenta un estilo de vida sano, aumenta la flexibilidad, la fuerza y lo más importante crea conciencia de que tenemos un cuerpo, favoreciendo de esta manera la relajación. A través de su práctica, igual que cuando éramos niños, volvemos a conectar con una manera libre y natural de movernos, es decir, volvemos a ser parte del universo y conectamos con nosotros mismos.
Resulta muy gratificante aprender a combinar los movimientos corporales con una adecuada concentración mental y respiración profunda; de esta manera ponemos a prueba nuestra capacidad de tolerancia a la frustración y aprendemos a ejercitar nuestra paciencia, aspectos de nuestra vida que en la actualidad hemos descuidado.
Si integramos la práctica del Tai Chi a nuestra vida cotidiana, recuperamos parte de la salud física, mental y emocional que hemos perdido; favoreciendo con ello nuestro crecimiento personal y espiritual. De esta manera contribuimos a nuestra curación y como respuesta también a la curación de nuestro planeta. Si somos personas más sanas, podemos relacionarnos de una manera armoniosa con los que amamos, con los vecinos y con la sociedad en general.
Sucede de esa manera porque el Tai Chi nos ayuda a entender el significado de la vida. Al conectarnos con nuestro ser nos devuelve al inicio, a la naturaleza, al universo;  nos ayuda a trascender nuestro espacio tiempo y nos permite rencontrarnos con el Ser Holístico que anhelamos ser.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada